Fat Grip. ¿Qué puedo mejorar con él?

Todos sabemos que poco a poco los gimnasios convencionales se están conviertiendo en meros lugares de reunión para pasar el rato, sentirse menos culpable y si se puede sudar un poco, ya encima te has ganado la ducha.DCIM100GOPROGOPR0205.JPG

Todos buscan ese confort, esa sensación de calidez al entrar, esa máquina último modelo con conexión directa a Netflix para poder ver tu serie favorita mientras estas sentado haciendo bicicleta, es por estas cosas que cada vez odio más los gimnasios convencionales.

A un gimnasio se va a entrenar, y si, lo siento, pero entrenar es sufrir, que te guste ese sufrimiento es otra cosa, pero para mejorar te tienes que exigir, salir de tu zona de confort, trabajar tus debilidades, ver tus fallos, analizarlos y mejorarlos, controlar tus pesos, progresar y encontrar satisfacción en cada uno de estos puntos.

Y una de las mayores debilidades que me encontrado después de tanto tiempo como entrenador es la falta de fuerza de agarre. Y es entonces cuando descubrí los Fat Grip.

Son únicamente unas almohadillas de goma con una apertura para que podamos colocar en cualquier barra convencional (ojo, no colocar en las Kettlebell que vuelan!). Con ellos incrementamos mucho la intensidad y la dificultad de ejecución del ejercicio que vamos a realizar, por ejemplo: dominadas, peso muerto, curl de bíceps (atrás quedaron los años en los que yo hacia curl de bíceps…)…

Personalmente me decanté por comprar los de BeastGear dejándome guiar por los comentarios de la gente y la verdad es que estoy muy contento con ellos y la relación calidad-precio es inmejorable.

¿Qué conseguimos al utilizar este material?

  1. Fortalecimiento de la muñeca y el antebrazo. Más trabajo de los flexores de la muñeca y del antebrazo debido al agarre en cualquier ejercicio que realices.
  2. Mayor activación neuromuscular. En este estudio vemos como en una comparación entre dos agarres de diferente grosor, el agarre ancho presenta una mayor activación neuromuscular
  3. Eliminamos el estrés del codo y de la muñeca. Esto ocurre porque al tener una agarre más amplio el peso se distribuye de manera más uniforme. Es cierto que debemos de tener cuidado en la realización de algunos ejercicios como en las dominadas y no realizar un agarre falso, lo que si que nos podrá provocar mayor estrés en la articulación de la muñeca, además de una mayor fatiga a nivel de flexores de antebrazo.
  4. Aumento de tensión en músculos adyacentes. Esto sucede debido al principio de irradiación que hace que se genere una respuesta contractil de los grupos musculares implicados más débiles.
  5. Mayor activación durante todo el recorrido del ejercicio. Con una barra normal en la fase excéntrica los músculos flexores tienden a relajarse más y dejar que el peso continúe su camino, en cambio cuando aumentamos el grosor de  la barra debemos mantener estos flexores activos en todo momento para controlar la carga.
  6. Mayor transferencia a otros deportes. Obviamente el primer deporte que se viene a la cabeza cuando estamos hablando de fortalecimiento de flexores de antebrazo es la escalada, pero realmente tendrá una transferencia significativa en cualquier deporte en el que se necesite un buen grip, como por ejemplo en el tenis.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: