La Verdad sobre el Actimel.

1461866572202

Todos sabemos que un buen vendedor te puede vender lo que el de la real gana, incluso todo aquello que no necesites, no te valga para nada o aquello incluso que te haga mal, te lo puede vender porque el marketing es eso, crear una necesidad, la cual no tiene por que ser siempre real, pero sí que al menos lo parezca y de esa forma buscar los puntos débiles de la sociedad, si no es suficiente con sus propiedades, si es que las tiene, apelaran a marketing emocional para poder vendernos lo que quieran. Podéis ver cualquier anuncio de Coca-Cola, únicamente vende emociones. ¿Salud? ¿Quién la necesita teniendo Actimel?

Ay el Actimel!! El querido amigo de niños y adultos para “cuidar nuestras defensas”.

Contestar una cosa mentalmente antes de seguir leyendo el post:

¿Qué ingrediente creéis que hace que el Actimel anuncie: “contribuye al normal funcionamiento de tu sistema inmunitario.”?

Supongo que la mayoría habréis contestado el L-Casei (Lactobacillus) ese que tanto anuncia y sale por todos los lados al ver el Actimel. Pues, lo siento mucho, pero ese ingrediente no tiene nada que ver con el contribuye al normal funcionamiento de tu sistema inmunitario. Y si vais a una tienda y los veis con el eslogan en grande, fijaros al final, en un asterisco que cierra la frase y buscad! Buscad bien porque esta bien escondido:

“La Vitamina B6 contribuye al normal funcionamiento de tu sistema inmunitario.”

Entonces… ¿Por qué me anuncian el Actimel como si el L-Casei fuera la solución? Fácil. Se llama marketing. Si te dijeran que es la Vitamina B6, la cual la puedes encontrar en innumerables productos ¿comprarías Actimel? Nain Nain Nain!!

Esto sucede porque la reglamentación Europea permite que un producto ponga que es beneficioso en función de un ingrediente que lleve, en este caso la B6, si dicho producto contiene al menos un 15% de la CDR (Cantidad Diaria Recomendada), lo cual en este caso es bastante sencillo. Es más, por cada Actimel que tomes estas ingiriendo unos 0.20mg por cada 100ml de B6.

Espera! Espera! Que viene lo bueno del parabueno!!

¿Sabías que un plátano tiene unos 0,66mg de B6 y te cuesta una tercera parte de lo que te cuesta cada Actimel??

Entonces ¿por qué no dejas de tomar Actimel “para el corriente funcionamiento de tu organismo” y empiezas a tomar plátanos? Quizá sea porque el plátano no lleva el sello de un laboratorio de la propia marca que certifica la calidad y eficacia del producto, o porque se vende muy bien con actores y deportistas famosos, como es el caso ahora de Josef Ajram y  el Actimel Provital, y si es para niños pues le ponemos dibujos y regalos, mientras que los plátanos… bueno… son saludables. Que ya lo decía mi madre: al menos tienes salud…

Siguiendo con el gran aporte de Actimel a la industria del marketing, (a la alimenticia no le ha aportado mucho que digamos) os dejo unos cuantos galardones de gran prestigio que se ha llevado a lo largo de su carrera este maravillosísimo producto de Danone:

  • Premio a la mentira publicitaria más insolente. En 2009, la página FoodWatch, una asociación alemana sin ánimo de lucro que intenta defender los intereses y derechos de los consumidores alemanes y que, entre otras cosas, denuncia las prácticas publicitarias engañosas, premio a Actimel por el eslogan “Actimel activa tus defensas”.
  • Obligado a retirar el anuncio que rezaba “Actimel ayuda a mantener las defensas de tus hijos, hecho científicamente probado” en Reino Unido. El Advertising Standards Authority (ASA), un órgano independiente del Reino Unido creado por la industria de la publicidad con el propósito de proteger a los consumidores, atendió la queja realizada por un consumidor sobre el anuncio de Actimel y después de evaluar la documentación presentada por Danone para justificar su eslogan, el ASA dictaminó que ese reclamo publicitario no tiene solidez, llamando al orden a Danone y obligando a retirar el anuncio hasta que se modificara dicha publicidad.
  • Premio Gouden Windei (Huevo hueco de oro) a la publicidad más engañosa del 2010 en los Países Bajos. Otra vez Foodwatch, está vez en los Países Bajos premió al Actimel.

Pero uno de los mayores golpes que ha recibido Danone le llegó en 2010 por parte de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que rechazó más de 20 “trabajos de investigación” con los que Actimel quería avalar sus mencionados beneficios a la hora de reducir las toxinas producidas por la especie bacteriana Clostridium difficile, responsables de enfermedades gastrointestinales como puede ser la diarrea. La EFSA destacó que las toxinas sólo se habían medido en aquellos pacientes que habían desarrollado diarrea asociada a los antibióticos y que no se habían dado datos sobre los efectos de Actimel contra las toxinas de la Clostridium difficile. También la EFSA destacó errores de procedimiento en algunos estudios. Es lo que tiene el hecho de pagar por realizar estudios, que quién paga exige.

Ahora que sabes esto tienes derecho a hacer lo que quieras con tu dinero, pero que no nos oculten información!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s