Recuerda, el no puedo está en la cabeza.

Dedicado a todas las mujeres que piensan que no pueden. Dedicado a todos los hombres que piensan que las mujeres no pueden. Dedicado a todos los que pueden, a los que podrán y a los que han podido. Publicado desde WordPress para Android

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: